El “orden implicado” (de Bohr) o la bondad de la aceptación.

Cada ser humano que se cruza en tu camino está librando su propia batalla. ¿Por qué ibas tú a juzgarle? ¿Acaso puedes vivir en su carne y sentir sus miedos?

La magia de la vida empieza cuando aprendes esto, que tu no tienes nada de especial para juzgar a tus hermanos.

El no juicio conduce a la aceptación y ésta es la rendición (no resignación) a la voluntad del Universo, de la vida. En este mismo momento en el que tu y yo compartimos estas reflexiones, en el Universo se están produciendo enormes juegos de fuerzas, bailes de moléculas y átomos y procesos necesarios para que esto esté acaeciendo. El “orden implicado” que decía el físico Niels Bohr.

¿Qué sucede cuándo juzgas? Que estás diciéndole a la vida que se equivoca, al Universo que todo su “orden implicado” es un fraude. Resistes lo que es y te desalineas con dicho “orden”, con la vida.

Desechar el juicio de tu vida es la mejor forma de fluir con la vida, con el “orden implicado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s